domingo, 5 de julio de 2009

Síndrome de Moria


"El nombre es arquetipo de la cosa"
Platón

Las enciclopedias médicas definen el Síndrome de Moria, como un síndrome orgánico de la personalidad cuya lesión orgánica se encuentra localizada en los lóbulos frontales. La localización a este nivel de la lesión orgánica condiciona que sus manifestaciones más características sean: alteraciones de la memoria, disminución de la atención y escasa capacidad de concentración, enlentencimiento de las funciones mentales, afectación de la capacidad de juicio, la inestabilidad afectiva, falta de juicio crítico o previsión, desinhibición, euforia inmotivada, chiste fácil, tendencia a bromear, egocentrismo y tendencia a la satisfacción inmediata de los apetitos, descenso del tacto social, cuentan chistes cuando no toca, hablan cuando no deben, irritabilidad,...


Moria Casán ya dejó de camuflar bajo sus mentadas transgresiones su pensamiento para exhibirse como una mujer de derecha.
Uno de sus recursos para mantener “vigencia” es hacer escandaletes, para que Jorge Rial o Viviana Canosa le den pantalla.
No contenta con protagonizar una de las escenas más obscenas que se han visto, fingiendo –encima espantosamente– un orgasmo después de basurear y humillar a Hebe de Bonafini, super yoica había dicho el sábado 2 de mayo en TVR que Juan Perón es el ex presidente que más admira porque éste "amaba a Mussolini y Hitler". ¿Incurrió un acto fallido? No, lo dijo dos veces en el mismo segmento, subrayando que lo bueno del general era ser "re facho", lo cual, a su entender, derivaba en una alquimia excelente con el "socialismo" de Evita.
Pero las figuras históricas la aburrieron y tras un “te vas, te vas y te vas”, volvió a la carga contra sus contemporáneos: desde Antonio Gasalla hasta Mirtha a quien califico de sin vergüenza y no precisamente por el gorilismo de la Legrand (que merece otro posteo).
Paradojas del destino que el Síndrome lleve su nombre o como diría Lisa Simpson: ... la rosa con otro nombre olería a rosa.
Bart: No si se llamara Apestosa!
Homero:... o Hedionda!
Marge: Nadie regalaría una Hedionda el día de San Valentín... preferiría chocolates
Homero: No si se llamaran Chocovascas!!!